Cambiar divisas en el mercado negro

Cambiar divisas en el mercado negro, es una de las prácticas que realizan cada vez mas venezolanos cambian divisas en el mercado negro no oficial. Un año atrás, 1 dólar equivalía a 88 bolívares, en 2015, 1 dólar equivale a 190 bolívares.

Mercado Cambiario Venezuela:

Existen cuatro tipos de cambios:

-Dos tipos de cambio utilizados por el gobierno de Maduro para pagar sus importaciones
-La tasa no oficial el mercado negro
-El cuarto es el nuevo tipo de cambio recientemente lanzado. Con este último tipo de cambio los venezolanos pueden comprar legalmente dólares, algo que se da por primera vez en más de 10 años, aunque con el límite de poder solamente comprar u$s2.000 dólares mensualmente.

Un ejemplo son los estudiantes venezolanos en Dublín, que cambian divisas en el mercado negro de Venezuela, durante 2014 en Dublín, un chofer de bicitaxi de 31 años quedó bajo sospecha del gobierno venezolano acusado de tráfico de divisas en el mercado negro.

Este conductor de bicitaxi, un ex productor de televisión fue uno de los tantos venezolanos que se fueron a la capital de Irlanda, Dublin. Si bien algunos estudiantes lo hacen con la finalidad de estudiar inglés en Dublin, también aprovechaban para obtener visas de trabajo y hacerse de ingresos mediante la venta de euros en el mercado negro si a unas 4,400 millas de Caracas, a riesgo de ir a parar a la cárcel por violación de leyes venezolanas por contrabando de divisas.

Dicho conductor, vendia euros por bolívares hasta tres veces en el mercado negro en Venezuela, evitando pasar los 300 euros ($385) cada una de las veces. El gobierno de Maduro le cortó los fondos a los estudiantes en Irlanda y bajo amenaza de encarcelarlos 7 años a los estudiantes por fraude de divisas.

Esta es una de las prácticas generadas por la crisis venezolana, en su momento el gobierno Irlanda lanzaron un plan en las escuelas de enseñanza de inglés contra el tráfico de visas, a partir de los datos aportados por el gobierno de Venezuela sobre que ciertas escuelas permitian que los estudiantes trabajaran. Los estudiantes se valian del complejo sistema de cambio de divisas por medio del que compraban euros a tasa preferencial para utilizarlos para cubrir sus estudios.

Desde entonces el presidente Nicolás Maduro, empeoró su crisis de escasez de divisas extranjeras y en 2015 debe afrontar la fecha de pago de deuda. Los estudiantes compraban divisas a 8.1 bolívares por euro y a la vuelta los mismos estudiantes vendian los euros en el mercado negro, y el dinero extra ganado trabajando en Dublín, en 2014 un euro se vendia a más de diez veces el precio oficial.

Algo que no todos saben-en especial fuera de Venezual-son los controles de divisas aplicado por el gobierno de Maduro que aplica estrictos controles de divisas que vienen de la época de Hugo Chávez en 2003. Dicho sistema, les permite a los importadores de alimentos y medicinas y estudiantes que estudien materias autorizadas en el extranjero a comprar dólares a la tasa de cambio oficial en Venezuela.

Mientras que en el mercado negro, en 2014 un dólar se compraba a 97 bolívares, y un euro a 124 bolívares. A Septiembre de 2014 el bolívar habia perdido el 58% de su valor en el mercado negro en el último año. Los estudiantes que viajan al extranjero solicitan una matrícula, seguro médico y 1,300 euros al mes. Dichos euros los venden en el mercado negro mediante Webs de cambio o al viajar a Venezuela.

Fue creciendo el número de venezolanos registrados para vivir en Irlanda subió a 2413 en 2013 de 274 en 2008. Muchos de los estudiantes en Irlanda fueron a trabajar y descubrir las bondades del mercado negro, por lo que Maduro decidió reducir la cantidad de euros otorgados a los estudiantes, luego bloqueó las transferencias en Junio 2014 perjudicando a los estudiantes. Fue cuando, el ex productor de televisión se inició de chofer de bicitaxi.

Estudiar en Irlanda

En 2013, fueron 617 venezolanos matriculados en Seda, respecto a los 7 de 2010. A Septiembre 2014, el número de nuevos estudiantes venezolanos bajó a cerca de cero, mientras Seda controlaba que los estudiantes cumplieran con las reglas del gobierno, como asistir al menos al 80% de las clases. Los estudiantes suelen elegir Irlanda para estudiar en Dublín ya que es más barato que hacerlo en Londres. Además de que los estudiantes venezolanos que elegian Dublín no se les exigia la visa antes de llegar.

Ya en Irlanda, tramitaban una visa para trabajar 20 horas a la semana a la vez que estudian y 40 horas a la semana al terminar el curso, además de conseguir el dinero por trabajar en Dublín, y ahorrarlo junto al dinero otorgado por su gobierno, y que vendian en el mercado negro.

Por Junio 2014, el gobierno cambió el sistema de visas, “debido a preocupaciones con respecto a cambios repentinos en el patrón de la inmigración venezolana a Irlanda”, según el Ministerio de Justicia, obligando a que desde el 24 de Junio, los estudiantes venezolanos debieran solicitar una visa antes de ingresar.

A inicios de Junio 2014, Cencoex, encargado del sistema de intercambio de Venezuela, solicitaba a los procuradores investigar si los estudiantes en Irlanda obtuvieron divisas extranjeras para otros fines que no eran los solicitados primeramente.

Casi todos los estudiantes venezolanos en Irlanda terminan en le mercado de cambio de divisas. Cencoex le habia solicitado al gobierno irlandés poder comprobar los registros de asistencia de 600 venezolanos en las escuelas de idiomas de Dublín que habian cerrado. Unas tres escuelas cerraron ante la prohibición de las autoridades de inmigración de tomar a nuevos estudiantes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *