Las joyas y su impresionante efecto espiritual

Como es de saber las joyas han sido y claramente siguen siendo objetos sumamente valorados en la sociedad, con un gran significado además tanto para diferentes culturas como para las civilizaciones durante muchísimos siglos. E incluso les podemos decir con toda certeza que, según varias creencias, las joyas como tal pueden aportar un efecto espiritual a nuestra propia personalidad como a nuestro organismo.

Volviendo atrás en la historia, podemos ver claramente que llevar joyas era algo realmente popular, en ocasiones la joyería era mostrada como símbolo de poder y también de estatus social de las personas, mientras que en otras culturas se usaban joyas más que todo como protección contra energías negativas o incluso contra males de ojo, entre otros.

En la actualidad las personas usan joyas más que todo como un accesorio complementario de sus atuendos, por ende hay personas que hasta compran joyeria de acero por mayor para así poder lucir perfectamente a diario una joya que combine al máximo con cada look o atuendo que se coloque, dejando de lado los poderes espirituales que pueden proporcionarnos ciertas joyas, es por ello que nosotros hoy en día decidimos realizar este post, con el fin de señalarles los poderes espirituales que pueden realmente proporcionarnos algunas joyas, para que de esta manera ustedes puedan usarlas y sentirse muy bien tanto por dentro como por fuera.

El oro dorado en anillos: tengamos muy presente que el oro resulta ser el metal más preciado del mundo, además está más que claro que este es fuente de riquezas y de poder, pero además de ello, recordemos que tiempo atrás se creía que el oro tenía sus propias propiedades curativas, por ende se cree que entre sus muchos efectos este puede producir mucha energía calórica, a causa especialmente de su color dorado, el cual genera un tipo de vibraciones sumamente tranquilizadoras, provocando de esta manera la relajación del cuerpo.

Esta fuente de calor se pensaba que realmente podía ayudar a la recuperación de lesiones de una forma bastante rápida, además no podemos restarle importancia al hecho de que es una costumbre muy importante que las alianzas matrimoniales sean de oro amarillo, y esto es porque llevar un anillo de oro emana fuerza a la pareja, reduce cualquier tipo de energía negativa, impidiendo de esta manera que nadie pueda romper el lazo que une a la pareja como tal.

La plata y el oro en los pendientes: se cree que la plata y el oro ejercen un gran efecto de acupuntura en el organismo, pues, aunque no lo crean en la antigua China creían que ponerse pendientes aportaba sin duda alguna diversos beneficios para la salud, e incluso creaban los pendientes para este fin, con el tiempo se fue popularizando este ritual y la realidad se convirtió en leyenda.

Quizás muchos de ustedes no lo sabían, pero usar pendientes nos puede aportar un Principio Divino, pues la energía que ejercen los pendientes en las orejas nos puede aportar felicidad, paciencia, alegría, deseo espiritual, entre otras cosas positivas, por ende, muchas personas en todo el mundo suelen comprar joyas de plata y de oro, pero en especial optan por los pendientes.

Los collares: nos queda más que claro que los collares resultan ser una tendencia muy popular de moda durante muchísimos siglos, hoy en día este es uno de los elementos que pueden aportarnos un estilo mucho más sofisticado, pero a pesar de su gran demanda, las personas no saben verdaderamente lo que esta joya en sí puede aportar a nivel espiritual.

Desde hace mucho tiempo se cree que llevar un collar atrae inconscientemente la Conciencia Divina, la cual es posteriormente transmitida a todo el cuerpo, dicha consciencia es entonces la que nos protege de la energía negativa, por esta misma razón es que hoy en día existe la creencia de que hay colgantes que dan suerte o en su defecto aportan cierta protección a la persona, e incluso se dice que llevar collares o cadenas de oro puro aporta bienestar, protección, confianza y hasta suerte a nuestra vida.

Brazaletes y pulseras: hace siglos se creía que, si una mujer se colocaba un brazalete de cobre en la muñeca izquierda, este accesorio en sí le aportaría suerte y protección contra energías negativas, mientras que si se la colocaba en la muñeca derecha le aportaría confianza como además mucha prosperidad en los negocios, como en la familia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *